ENREJADO DE HOJALDRE CON MANZANAS Y MORAS

Este enrejado de hojaldre con manzanas y moras es un claro síntoma de que últimamente estoy nostálgica gastronómicamente hablando. Tal y como comentaba en la entrada anterior, estoy volviendo un poco la vista atrás y recuperando esas recetas tradicionales que van acordes a las estaciones del año.

Por eso este mes encontraremos recetas con frutas como la manzana o las moras envueltas en sabores a caramelo o canela que son suaves y otoñales. Que nos ayudan a ver que el otoño está repleto de pequeñas joyas aunque los días son más cortos y las hojas de los árboles se caigan.

La receta de hoy, además, está hecha a mano, a modo tradicional. Aunque siempre podemos ayudarnos de la Thermomix o de la KitchenAid para hacer el hojaldre en casa. E, incluso, si andamos mal de tiempo podemos comprarlo.

Lo bueno que tiene este enrejado de hojaldre con manzanas y moras es su sencillez y que en menos de 1 hora tendremos listo un postre para 10 personas.



INGREDIENTES
  • 500 g de hojaldre (2 planchas de las compradas)
  • 2 manzanas Granny Smith
  • 125 g de moras
  • 15 g de harina y un poco más espolvorear
  • 65 g de azúcar blanquilla (50+15 g)
  • 1 huevo
  • 1 limón

PREPARACIÓN

Precalentar el horno a 200º.

Pelar y retirar el corazón de las manzanas. Cortarlas en cuartos y laminar, cada uno de ellos, en 3 o 4 rodajas. Sumergirlas en agua con limón para que no se oxiden.

Espolvorear la superficie con un poco de harina y untar también el rodillo para trabajar mejor. Extender la mitad del hojaldre hasta conseguir un rectángulo de 30 x 18 cm. Colocarla en una bandeja del horno ligeramente engrasada. Si es masa comprada se puede poner encima del papel que trae el paquete.

Una vez estirada espolvorear la superficie del hojaldre con los 15 g de harina. Colocar las láminas de manzana bien escurridas y secas dejando libres los bordes que serán de 2 cm o 2,5 cm. Repartir las moras por encima de las manzanas. Espolvorear un poco de ralladura de limón y 50 g de azúcar blanquilla.

Espolvorear, otra vez, la superficie y el rodillo con harina. Extender la otra mitad del hojaldre hasta conseguir un rectángulo un poco más pequeño que el anterior, de unos 30 x 15 cm.

Para hacer el enrejado podéis utilizar un rodillo especial para enrejados o bien hacer los cortes con un cuchillo de punta fina. Procurar dejar los borde sin corte. A continuación se coloca, con cuidado, sobre el relleno y se estira un poco para que el enrejado se abra. Se acoplan los borden y se sellan presionando con los dedos o con un tenedor.

Pintar los bordes y el enrejado con el huevo batido y espolvorear los 15 g de azúcar restantes.

Hornear en la altura media durante 15 minutos. Una vez que la superficie esté dorada, colocar la bandeja en la parte baja del horno y cocer durante otros 10 minutos. Retirar cuando los bordes estén tostados como los de las fotos.


TRUCO

Es conveniente espolvorear un poco de harina en este tipo de tartas. Así absorberá la humedad de las frutas y la base nos quedará crujiente.

Más información – Bizcocho de manzana y toffee

BIZCOCHO DE MANZANA Y TOFFEE

Llevo días leyendo artículos de gastronomía donde se preguntan por las nuevas tendencias culinarias. Si seguiremos en la brecha de la vanguardia o si, por el contrario, volveremos a los orígenes buscando los sabores más tradicionales, con productos cercanos y mimados.

Nadie ha sabido dar una respuesta concreta y yo, que no soy ningún gurú del tema, creo que el camino a seguir está más bien por el medio, ni para un lado ni para el otro. Ni por la vertiginosa senda de texturas, inventos, mezclas y técnicas nuevas ni tampoco la vuelta a los pucheritos de nuestras abuelas.

CREMA DE MOZZARELLA CON TOMATITOS CHERRY Y GELATINA DE ALBAHACA

Hasta ahora solo había tomado mozzarella con pizza o pasta, así que cuando supe que también se tomaba en crema fría decidí que tenía que probarla.

Obviamente es importante que la mozzarella sea auténtica, hecha con leche de búfala. Así que, ya que estaba empeñada en hacerla, me fui al Mercado Central. Siempre es un auténtico placer acercarse y descubrir paradas e ingredientes nuevos. Y asombrarse con la variedad y calidad que tienen los productos.

ENSALADA CON ESPÁRRAGOS Y TAPENADE

Aun me quedan unos días para tener vacaciones en el trabajo pero este año estoy disfrutando del verano como cuando era pequeña. Claro que de aquella me podía permitir grandes lujos como comerme el dulce de leche a cucharadas.

Sin embargo ahora consumo más gazpachos y ensaladas. Ya no sólo por mantener una dieta sana, si no también por el calor. Con estas temperaturas tan altas sólo apetecen cosas frescas y refrescantes.

TARTALETAS DE POLLO

Está claro que en verano lo que más nos gusta es disfrutar del tiempo libre. Por eso tienen tanto éxito las recetas fáciles y rápidas como estas tartaletas de pollo.

En casa nos gustan mucho este tipo de preparaciones porque combinan a la perfección con gazpachos y ensaladas, que es lo que más consumimos. Además son fáciles de transportar lo que nos permite llevarlas también de excursión o a la playa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...