PROFITEROLES RELLENOS DE CREMA PASTELERA


Hoy os traigo una receta tradicional, de las de toda la vida y que, por ser un clásico, debe estar presente en todas las cocinas. Así que, si nunca habéis hecho masa choux, os invito a que os lancéis porque son una apuesta segura.

Está claro que a estas alturas ya está todo dicho sobre los profiteroles, las lionesas o los relámpagos. Tanto en sus versiones dulces como saladas. También tenemos claro que esta preparación simple y sencilla sirve de base para grandes postres como el Croquembouche o la Tarta Saint Honoré.

Para estos profiteroles siempre utilizo la receta de Michael Roux que es mi favorita. Su libro Masas es un habitual en mi mesilla de noche. Él utiliza leche y agua en la preparación, consiguiendo una masa más rica. Aunque, sin duda, será el relleno el que aporte todo el sabor. Por eso utilizo una crema pastelera aromatizada con vainilla natural. Después los baño un poco en chocolate. El resultado, una mezcla suave y dulce perfecta para acompañar un café de sobremesa o de merienda.

Con estas cantidades salen unas 55 unidades con su relleno y su chocolatito por encima. En principio pueden parecer muchos pero al final siempre queda la bandeja vacía.


No dudes en hacer la receta y rellenarlos de lo que quieras.  Prueba con la clásica crema chantilly o, si quieres una versión diferente, utiliza tu mousse salada favorita.


INGREDIENTES PARA LA PASTA CHOUX

  • 125 g de agua
  • 125 g de leche
  • 100 g de mantequilla cortada a dados
  • 1 cucharada pequeña de azúcar
  • 2 pellizcos de sal
  • 150 g de harina
  • 4 huevos
-Para el glaseado
1 yema de huevo
2 cucharadas soperas de leche


PREPARACIÓN TRADICIONAL

En una olla poner el agua, la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal. Llevar a ebullición y retirarla del calor. Agregar la harina y remover bien hasta que quede una pasta homogénea y sin grumos.


Poner otra vez la olla al fuego. Seguir removiendo hasta que se forme una bola de masa compacta que se despegue bien de las paredes. Retirar y reservar en un cuenco hasta que la masa se haya templado.

Incorporar los huevos uno a uno, asegurándonos de que está bien integrado antes de agregar el siguiente. Ahora la masa estará firme, brillante y elástica.

Precalentar el horno a 180º. Poner la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa de 1 cm. Formar pequeños montoncillos, del tamaño de una nuez, sobre una bandeja cubierta de papel sulfurizado o similar. Hay que tener la precaución de poner los montones separados porque la masa necesitará su espacio para que se creen los profiteroles.

Batir ligeramente la yema con la leche y pincelar con este glaseado los montoncillos. Hornear durante 10 minutos a 180º y después subir la temperatura a 195º durante 20 minutos. El resultado son unos pastelitos crujientes por fuera aunque suaves y huecos por dentro.


PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Verter en el vaso el agua, la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal. Calentar durante 6 minutos, 100º, velocidad 4.

Abrir la tapa y volcar la harina de golpe. Programar 15 segundos, velocidad 4. Retirar el vaso de la máquina y dejar que se atempere durante unos minutos.

Colocar otra vez el vaso en la máquina, programar velocidad 4 y añadir los huevos uno a uno por el bocal.

Precalentar el horno a 180º. Poner la masa en una manga pastelera con una boquilla lisa de 1 cm. Formar pequeños montoncillos, del tamaño de una nuez, sobre una bandeja cubierta de papel sulfurizado o similar. Hay que tener la precaución de poner los montones separados porque la masa necesitará su espacio para que se creen los profiteroles.

Batir ligeramente la yema con la leche y pincelar con este glaseado los montoncillos. Hornear durante 10 minutos a 180º y después subir la temperatura a 195º durante 20 minutos. El resultado son unos pastelitos crujientes por fuera aunque suaves y huecos por dentro.



INGREDIENTES PARA LA CREMA PASTELERA
  • 400 g de leche
  • 75 g de azúcar
  • 40 g de maicena
  • 2 huevos
  • 1 vaina de vainilla
PREPARACIÓN TRADICIONAL

Calentar la leche en una olla o en el microondas. Introducir la vaina de vainilla y dejar infusionar unos minutos. Después h
acer un corte longitudinal a la vaina, con la punta de un cuchillo retirar las semillas del interior y mezclarlas con la leche, desechando la vaina.

En una olla que pueda ir al fuego mezclar con varillas el resto de los ingredientes. A continuación agregar poco a poco la leche caliente mientras se mezclan bien todos los ingredientes.

Poner la olla al fuego, primero a fuego suave y mientras se remueve se va subiendo la temperatura hasta que llegue a hervir. Es importante no dejar de remover la crema mientras se va espesando porque puede llegar a pegarse al fondo de la olla y nos estropearía la mezcla.

Retirar del fuego y cubrir con film transparente pegado a la crema para que, al enfriarse, no se forme costra. Dejar enfriar como mínimo 1 hora.

Introducir la crema ya fría en una manga pastelera con una boquilla fina y rellenar, por la parte inferior, los profiteroles uno a uno.




PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Hacer un corte longitudinal a la vaina, con la punta de un cuchillo retirar las semillas del interior, mezclarlas con la leche y desechar la vaina. Poner el resto de los ingredientes en el vaso. Programar 6 minutos, 90º, velocidad 4.

Retirar a un recipiente y cubrir con film transparente pegado a la crema para que, al enfriarse, no se forme costra. Dejar enfriar como mínimo 1 hora.

Introducir la crema ya fría en una manga pastelera con una boquilla fina y rellenar, por la parte inferior, los profiteroles uno a uno.


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA DE CHOCOLATE

  • 125 g de chocolate
  • 25 g de mantequilla
PREPARACIÓN

Derretir el chocolate y la mantequilla al baño de vapor, remover bien para que se integren los dos ingredientes.

Con cuidado coger los profiteroles por la base, mojar la superficie en el chocolate y dejar reposar hasta que se ponga duro y crujiente.


SUGERENCIAS

A la hora de servir, los profiteroles admiten cualquier presentación. Bien puede ser una bandeja bonita, un cake stand o incluso un plato blanco y liso minimalista. Lo que yo hago para decidirme por una presentación u otra es coger un profiterol, darle un bocado y dejar que me inspire…¿os gusta la idea, verdad?

Más información – Cupcakes de carnaval a los dos chocolates

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes dejar tus preguntas o comentarios, los leo todos.
¡Gracias por tu tiempo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...