PAN MILAGRO INTEGRAL


Cada vez que miro el calendario veo que quedan menos días para el 16 de octubre, Día Mundial del Pan. A los que nos gusta hornear y participar en este evento ya llevamos días pensando que hacer para esta fecha.


World Bread Day 2013 - 8th edition! Bake loaf of bread on October 16 and blog about it!
He estado dando vueltas y vueltas a ver si la varita mágica descubría algo nuevo y ¡¡vaya si lo he encontrado!! Me ha costado decidirme porque hay muchos panes con presentaciones tan buenas que dan ganas de darle un bocado a la pantalla del ordenador.

No voy a decir nada más porque sino arruinaré la sorpresa. Hoy sólo quiero dejaros una receta básica como es la del pan milagro integral. Hecho con dos tipos de harina y salvado de trigo.



Nos encanta porque hay que amasarlo poco, no necesita reposo y no hay que precalentar el horno. Al final tenemos un pan crujiente, ideal para untar mantequilla y mermelada.

¿Os animáis con este pan fácil?




INGREDIENTES
  • 60 g de harina de fuerza
  • 250 g de harina integral
  • 30 g de salvado de trigo (para la masa)
  • 10 g de salvado de trigo (para espolvorear)
  • 190 g de agua
  • 20 g de aceite
  • 20 g de levadura fresca
  • 1 cucharada pequeña de sal
PREPARACIÓN TRADICIONAL

Aunque este pan es muy conocido en el mundo de Thermomix también se puede hacer a mano.

Poner los dos tipos de harina y 30 g de salvado de trigo en cuenco amplio. Deshacer la levadura por encima y mezclar.


Agregar el aceite y el agua. Trabajar con una cuchara de madera o con la punta de los dedos. Cuando los ingredientes estén a medio unir, incorporar la sal y seguir mezclando. Poco a poco se van combinando y formando una masa.

Pasar la masa a la mesa de trabajo. No hace falta espolvorear con harina porque no es pegajosa pero si queréis podéis hacerlo. Amasar suavemente durante unos 2 minutos. Terminar haciendo una bola.

Pincelarla con un poco de aceite de oliva, espolvorear el salvado de trigo reservado, hacer unos cortes precisos con un cuchillo afilado o una cuchilla. Introducir la masa en una bolsa de plástico de asar en el horno. Cerrarla manteniendo el aire dentro, como si fuera un globo y cerrarla con la brida. Cortar con una tijera una de las esquinas para que no explote.

Introducir en el horno sin precalentar, durante 35 minutos a 200º.

Apagar el horno y retirar el pan. Abrir la bolsa con cuidado de no quemarnos con el vapor y traspasar el pan a una rejilla donde lo dejaremos enfriar.

PREPARACIÓN CON THERMOMIX

Poner en el vaso de la Thermomix, el agua, el aceite y la levadura. Calentar durante 2 minutos, 37˚, velocidad 2.

Añadir las harinas, el salvado y la cucharita de sal. Mezclar 10 segundos a velocidad 6. A continuación programar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Pasar la masa a la mesa de trabajo. No hace falta espolvorear con harina porque no es pegajosa pero si queréis podéis hacerlo. Amasar suavemente y terminar haciendo una bola.

Pincelarla con un poco de aceite de oliva, espolvorear el salvado de trigo reservado. Hacer unos cortes precisos con un cuchillo afilado o una cuchilla. Introducir la masa en una bolsa de plástico de asar en el horno. Cerrarla manteniendo el aire dentro, como si fuera un globo y cerrarla con la brida. Cortar con una tijera una de las esquinas para que no explote.

Introducir en el horno sin precalentar, durante 35 minutos a 200º.

Apagar el horno y retirar el pan. Abrir la bolsa con cuidado de no quemarnos con el vapor y traspasar el pan a una rejilla donde lo dejaremos enfriar.


SUGERENCIAS

Este tipo de pan es mejor consumirlo en el acto ya que con el paso la corteza pierde su textura crujiente.

Más información – Mermelada de moras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aquí puedes dejar tus preguntas o comentarios, los leo todos.
¡Gracias por tu tiempo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...